domingo, 14 de febrero de 2010

Domingo de manualidades

__Como prueba de que tanto la escritura como las imágenes mayas son muy estéticas, y de que la Epigrafía y la Iconografía no tienen porqué ser disciplinas aburridas, sino que pueden resultar divertidas y útiles, os propongo una manualidad para este domingo.
___
Estela maya en papel envejecido
_
Materiales:
  • Cartulina color crema
  • Cartulina negra
  • Rotuladores negros
  • Café caliente
  • Café en polvo
  • Bandeja / charola (de mayor tamaño que la cartulina, vale la del horno)
  • Pinzas de madera (o percha para faldas)
Instrucciones:
_
__Si sabéis algo de epigrafía, podéis escribir el texto en una hoja de papel y organizarlo en bloques glíficos antes de pasarlo a la cartulina color crema, teniendo en cuenta las dimensiones de la hoja y la cartulina y los márgenes que queramos dejar. Si no, podéis sacar imágenes de textos y/o dibujos de la página Famsi. Ahí tenéis los archivos de dibujos de Linda Schele y John Montgomery, donde podéis encontrar muchos motivos, desde algunos muy sencillos a otros más complicados.
__En mi caso, dibujé los rectángulos correspondientes sobre una hoja cuadriculada; después dibujé los glifos sobre estos rectángulos; y, por último, los calqué en la cartulina colocándola sobre la hoja cuadriculada en una ventana. Y lo mismo podéis hacer con las imágenes y textos impresos de Linda Schele y John Montgomery. Aseguraos de fijar bien la hoja a la cartulina, para evitar que se mueva mientras calcáis. Podéis fijadlo con celo (diurex) por detrás y retiradlo después con cuidado.
_

__Os recomiendo que primero calquéis en lápiz; después, que rotuléis con un bolígrafo o rotulador de punta fina negra, y seguidamente, utilicéis otros rotuladores de puntas más gruesas para los trazos principales, dejando con el trazo fino los detalles. Cuando la tinta esté seca, podéis borrar los trazos de lápiz.
_
_
__El último paso es envejecer el papel para darle un aspecto antiguo. Aseguraos de que la tinta está totalmente seca, porque sino se puede emborronar. Aunque, si encontráis papel amate o similar, ni siquiera haría falta este último paso.
__Verted sobre la bandeja (charola) café caliente, de modo que queden dos o tres milímetros de líquido sobre toda la superficie. Inmediatamente introducid con cuidado la cartulina en la bandeja, haciendo que el café la impregne totalmente. A continuación podéis espolvorear café en polvo por encima, y especialmente en los bordes, para que adopten un color más oscuro y un aspecto más envejecido. Esperad unos dos minutos a que el café en polvo tiña el papel, y retirad los excesos con el mismo café líquido, moviendo la bandeja. Retirad con cuidado la cartulina de la bandeja y colgad con unas pinzas de madera (o una percha para faldas). Según se vaya secando la cartulina, va a ir arrugándose, así que vosotros decidís si queréis que quede más o menos arrugado, pudiendo colocarlo entre dos libros o similar para alisarla un poco.
__Para terminar, podéis pegar esta cartulina sobre otra que le sirva de marco. Como la tinta es negra, he elegido una cartulina del mismo color. Y este es el resultado.
_
_
__Espero que a la persona que se lo voy a regalar le guste tanto como a mi.
Saludos y suerte.

4 comentarios:

Vinas-Turalyon dijo...

Ohhhh ha quedado chulísimo, gracias por compartirlo en el blog.

Rocío García Valgañón dijo...

Gracias a ti por comentarlo Vinas

princess dijo...

Muy bonito quedó!! ^^

Rocío García Valgañón dijo...

Gracias Princess. Anímate a hacer otro