lunes, 12 de enero de 2009

Lámina 20 de Catherwood

__Respondiendo a la petición de Mauricio Díaz de Guatemala, reanudamos la serie de dibujos de Catherwood y textos de la exhibición online titulada Drawing from the Past: Maya Antiquity Throught the Eyes of Frederick Catherwood. En esta ocasión, con la lámina número 20.
_

Plate 20: Well at Bolonchen

__"The town of Bolonchen (“The Village of Nine Wells”) is located on the Yucatán peninsula and is known today for its magnificent caves. It is in a desert region of Mexico, where there are no rivers and the only source of fresh water flows deep beneath limestone shelves. Catherwood’s drawing emphasizes the physical labor involved in obtaining water in this part of the world, while at the same time creating a romantic perspective on the mysteries of the Maya people. Light floods in from the mouth of the cave, yet the only illumination at the bottom of the cavern is the incandescent glow of a single torch. The rest of the cave is lost to darkness. One can hardly imagine the labor involved in building this ladder which provides the only access to the well below.
__Stephens and Catherwood, as well as other scholars of the time, wrote about the descendants of the ancient Maya as primitive and lacking the glory of their ancestors. However, this 80-foot-tall wooden ladder shows more than a glimmer of the past. Like their ancestors, the Maya of the 19th century were quite capable of using raw materials in a skillful and functional manner.

*_*_*_*_*

Lámina 20: Pozo de Bolonchen

__"El pueblo de Bolonchen (“La ciudad de los Nueve Pozos”) se encuentra en la Península de Yucatán y se conoce hoy en día por sus magníficas cuevas. Este pueblo está ubicado en una región desértica de México, donde no existen ríos y la única fuente de agua fresca fluye desde lo profundo de las capas de piedra caliza. La representación de Catherwood se enfoca en el trabajo físico que costaba extraer el agua en esta parte del planeta, mientras que a la vez le da una perspectiva romántica al carácter misterioso del pueblo Maya. La luz fluye desde la boca de la cueva, aunque la única fuente de iluminación en el fondo de la caverna es el brillo incandescente de una sola antorcha. El resto de la cueva se pierde en la oscuridad. Es casi imposible tan solo imaginar el trabajo que costó construir la escalera que daba acceso al interior.
__Stephens y Catherwood, al igual que otros estudiosos de la época, se refirieron a los descendientes de los mayas del mundo antiguo, como seres primitivos, desposeídos de la gloria de sus ancestros. Sin embargo, esta escalera de más de 80 pies de altura demuestra todo lo contrario. Al igual que sus ancestros, los mayas del siglo XIX sabían utilizar la materia prima de manera hábil y funcional"
.

Kate O’Connor-Morris y Ayla Schlosser (de la exhibición online Drawing from the Past)

5 comentarios:

Mauricio dijo...

Gracias Rocío por tomar en cuenta mi opinión.
Saludos.

taniap dijo...

hola , acabo de visitarlas hace 3 dias , fui con mis sugros k vivieron hace muchos añoa en bolonchen , me dicen k aun no estaban exploradas , o almenos no eran turisticas.. dicen k antes no habian escaleras para visitarlas y k ellos entraban con un palo y una cuerda , para vajar k la ivan atorando , en las piedras , y k la cueva ya no esta como antes , k le destruyeron cosas al contruir el cendero , segun antes entraba mucha luz d ela boca de la cueva pero con las bardass y eso se oscurecio y k a la entrada se veia la fig. de un borrego y un aguila k ya no estan , dice mi sugra k mi suegro ayi se escondia cuando estaba borracho y k el llego bien al fondo donde se ve un altar y otas cosas de piedras a donde actul mente no se puede ir si ekipo especial... me deciluciono no ver todo lo k misuegro me decia, del la laguna k esta dentro , y muchas cosas , k el llego hasta bien profundo eso segun hace 40 años , aparte hay una piedra donde se marca un pie humano uno de perro , ysolo eso se ve ya pero antes havia segun ellos la pata de un ave como pavo a avestruz pero ya no existe , k mal , kede desilucionada me hubiera gustado ver todo lo k ellos me contaron k hay , tal vez un dia con linterna jaja mi suegro m va a guiar aun esta fuerte apesar de su edad espero podamos volver...espero les uste esta historia estaba mas larga pero me llevaria todo el espacio.

Rocío García Valgañón dijo...

Hola Taniap
Que afortunados tus suegros por haber conocido la cueva antes de que se explotase turísticamente. Lamento que no respondiese a tus expectativas. La verdad que esa cueva aun no la conozco, pero aun así, seguro que sigue siendo hermosa. Un saludo y gracias por contarnos estas cosas.

Gastón dijo...

Yo soy del estado de Campeche y en particular la cueva, que se conoce algo así como Xtacunbilxunan,desde siempre, las he visitado. Me gustan. En alguna ocasion "explorando" nos perdimos unas horas en su interior. En el domo de la cueva, se encuentra una supuesta huella de un pie de seis dedos.
Con respecto al turismo, realmente el cambio ha sido mínimo, ahora cobran por entrar y se me hace que el cobro es excesivo, por los servicios ofrecidos. No es posible acceder al cenote como tal, pues no hay infraestructura. Si uno quiere bajar, debe avisar con una semana de anticipación mínimo y costear todo, por lo que se convierte en un paseillo costoso. Siempre he querido llegar al cenote. Uno de los aspectos importantes de la cueva es que al parecer, en tiempos de secas, era una de las pocas fuentes disponibles de agua en la región (no existen ríos, lagunas, etc. perennes) Hay una leyenda en torno al nombre de la cueva con respecto, a la clásica historia de amor entre individuos de clanes diferentes. Los alrededores de la cueva son dignos de visitar, aunque la infraestructura turística es practicamente nula. Desde mi infancia tengo una litografía de esa cueva (la que presentan ustedes) y otras más de las obras originales del mismo autor. Soy un admirador de estas representaciones artísticas.

Mayistas dijo...

Hola Gastón
Gracias por contarnos estas cosas de la cueva, que personalmente desconocía. Espero poder visitarla la próxima vez que vaya por ahí. Me alegro también de que te gusten estas litografías. Hasta pronto.